aprender a vender más en internet

Atrae tráfico a tu web o ecommerce: Fase TOFU

| Posicionamiento SEO 
Muchas veces parece que los especialistas en marketing y otras disciplinas hablan en clave y es que les encanta inventarse siglas para describir métodos y procesos, cosa que está genial ya que de este modo es más sencillo de recordar, pero que muchas veces leemos o escuchamos y nos suenan a "chino". Si tienes un negocio online seguro que te es familiar el concepto de captación de clientes el cual es un proceso que se encarga de que tus potenciales clientes conozcan tu negocio y los introduzca en tu embudo de ventas. Este embudo de ventas o funnel en el entorno digital está compuesto por 3 etapas, TOFU, MOFU y BOFU, pero hoy quiero explicaros brevemente en que consiste la primera fase utilizada en el embudo de ventas en el marketing digital la cual es conocida como TOFU. Este proceso se encarga de atraer clientes potenciales a tu web o e-commerce y ofrecerles información de valor.
Antes de nada saber que el 50% de los leads que consigamos no están preparados para realizar una compra en su primera visita a nuestra web. Por lo tanto no podemos utilizar los métodos tradicionales de ventas y es necesario entender en que consisten las 3 fases anteriormente mencionadas. La primera etapa (TOFU) hace referencia a la parte superior del embudo de ventas (top of the funnel), la segunda (MOFU) hace referencia a la parte media del embudo (middle of the funnel) y por último (BOFU) que se refiera a la parte baja (bottom of the funnel).
embudo marketing digital
Como vemos en la imagen, el TOFU es la etapa de captación y concienciación de la audiencia. Aquí intentamos atraer a un gran grupo de personas que están buscando más información sobre un tema o producto determinado. En esta etapa el comprador aún no está listo para comprar, por lo tanto intenta no vender directamente nada en este proceso. Es importante entender que todos nosotros realizamos búsquedas antes de decidirnos por comprar un producto u otro, por lo que en esta etapa debemos asegurarnos de que el máximo de clientes potenciales nos encuentran en Internet y darles lo que buscan. El objetivo aquí es ser lo más relevante posible para estos posibles compradores pero no vender. Como hemos visto en la imagen, en esta primera fase podemos trabajar los siguientes puntos:
  • Contenido en tu web: Bien sea con publicaciones en un blog u otros medios y una búsqueda de palabras clave así como una optimización SEO para estos contenidos que resuelvan problemas de tu público objetivo. 
  • Redes Sociales: Observa en las redes sociales tu público objetivo y enfoca tus esfuerzos para estos compradores.
  • Videos y podcast: Puedes crear videos o podcast en los que hables de un problema determinado que tengan tus compradores.
  • Infografías y documentos cortos: Muchos negocios utilizar piezas visuales más atractivas y entendibles para describir el tema a tratar.
Partiendo de los puntos anteriores que engloban la etapa TOFU, deducimos que si el objetivo es captar el máximo tráfico posible para concienciar a nuestros compradores potenciales, el camino para lograrlo pasa por la creación de contenidos, posicionamiento SEO y gestión de redes sociales. 

Marketing de contenidos para tu web

Las grandes marcas hace tiempo que se han dado cuenta que hoy por hoy, con el uso de Internet, es más difícil que nunca llegar a sus compradores potenciales. La publicidad tradicional nos resulta poco atractiva puesto que es muy complicado que conecte con nosotros, a pesar de que haya marcas que lo hagan realmente bien. Nos hemos cansado de ver anuncios donde todo es maravilloso, esto no da credibilidad y por consiguiente no genera interés. Dicho esto, si en lugar de atosigar con anuncios a los clientes, les ofrecemos un valor añadido real, resolviendo sus dudas o problemas y ofreciéndoles la respuesta a lo que buscaban conseguiremos estas tres cosas:

1. Conseguiremos que los compradores potenciales nos encuentren.

2. Lograremos credibilidad y reconocimiento de marca.

3. Crearemos una conciencia para que en futuras transacciones piensen en nuestro negocio primero.

Por estas razones cada vez más las empresas confían en el marketing de contenidos. Hay que decir que el trabajo que conlleva generar contenido y seguir una estrategia no da resultados instantáneos y que es una carrera de fondo y no un spring. De ahí que mucha personas no le dediquen el tiempo suficiente para que este proceso de sus frutos. A continuación te mostramos por donde empezar a generar contenido para tu plan estrategia.

1. Empieza con un blog

Abre un blog y empieza a escribir artículos de tu sector y contenidos que resuelvan dudas y problemas de los usuarios. Algunos dicen que se deben escribir 300 palabras para un artículo, pero cuantificar la calidad y el valor de un artículo por la cantidad de palabras que contiene, no funciona. Está claro que a Google le gusta mucho el contenido y entre más, mejor. Hace tiempo en la universidad escuché a un ponente que estaba dando una charla sobre Google decir que Google es como el monstruo de las galletas, y no le faltaba razón. Pero, lo que realmente desea Google es ofrecer resultados relevantes para las personas que utilizan su buscador, entonces si tu contenido está vacío da igual que tenga 300 o 2.000 palabras. Creando contenido de valor conseguimos más audiencia y que nuestra credibilidad crezca. Esto genera una relación con el cliente difícil de conseguir de otra manera y por tanto los blogs son la herramienta perfecta para dar a conocer nuestra empresa a los usuarios.

2. Optimiza tu web para el SEO

Los artículos que publiques tienen que estar optimizados para las intenciones de búsqueda de los usuarios, esto significa que debes buscar bien las keywords. Poniendo esas palabras clave en el título, subtítulos y texto para que Google identifique fácilmente de qué habla el artículo. Entre más facilidades le ofrezcas a Google la indexación será mejor y nos posicionará para las búsquedas que realmente nos interesan. Más allá de los textos, las imágenes también tienen que estar optimizadas para SEO, la velocidad de carga así como el interlinking, enlazando unas páginas con otras de manera correcta. Por último, mira de cerca la evolución de los asistentes personales ya que cada vez más gente los usa y las búsquedas que realizamos con ellos son diferentes a lo que estamos habituados.
Una vez tengamos algo de contenido generado y después de un tiempo es importante revisar los enlaces que más tráfico nos traen de manera orgánica para ver cómo podemos mejorarlos. Comprueba qué palabras clave podemos incorporar al texto así como los nuevos enlaces que podemos vincular a este contenido. Realiza una buena selección de palabras clave para incluir en tus textos, así los robots de Google pasen por la página la indexarán en función de esas keywords. Por lo tanto entre más páginas tengamos, más palabras clave podremos trabajar para conseguir un mejor posicionamiento global.
Recuerda que las personas tienen que encontrar en tu contenido las respuestas a las preguntas que se hacen antes, durante y después de la compra. Hay personas que quieren tener muchas visitas en su web y por ello escriben artículos muy genéricos que interesen a mucha gente. Esto resulta muy contraproducente para la conversión ya que el tráfico que atraemos no es cualificado y estamos gastando tiempo y esfuerzo en atraer a un público que no son compradores.
Tenemos que tener claro que el SEO no ofrece resultados inmediatos y es una carrera a medio y largo plazo. Creando contenido de calidad y generando información útil conseguiremos concienciar y llegar a esos compradores potenciales que queremos.

3. Utiliza las Redes sociales donde está tu público

Una de las formas más rápidas y sencillas de exponer tu trabajo es utilizando las diferentes Redes Sociales. Facebook, Instagram, Youtube Twitter, TikTok o LinkedIn son canales donde tu negocio puede exponer su trabajo, pero ojo, el día que estas plataformas cierren, dejen de usarse o decidan cerrar tu cuenta, todos tus esfuerzos se irán con ella. Por lo tanto desde mi punto de vista hay que tener claro para qué y por qué vamos a utilizar estas plataformas. En ocasiones me he encontrado a personas que quieren hacer uso de Facebook o Instagram porque son las redes sociales de moda y creen que sus clientes potenciales estarán ahí. Mucho ojo con esto, porque no todas las plataformas son buenas para cualquier negocio o para cualquier objetivo. Todos entendemos que Instagram no se utiliza para lo mismo que Twitter, pero pensemos ¿Quién utiliza esa red social? ¿Para qué la utilizan?.  Esto es lo que tendrías que responder y analizar para saber qué plataforma se adecua a nuestro contenido. Analiza y piensa que intereses tiene tu target persona y averigua que plataforma se adecua a su perfil.
Una vez tengamos claro en que red social vamos a estar no tenemos que olvidarnos de que las redes deben ser un vehículo para dirigir nuestro público a nuestra web puesto que nuestro objetivo principal era captar potenciales clientes. Con esta estrategia básica cerramos el círculo para la obtención de tráfico y público a nuestra web. Así pues nos aseguraremos de que las bases de nuestra etapa TOFU son solidas. Más adelante hablaremos de las etapas MOFU y BOFU que resultan interesantes para la consideración y conversión.

2

Agencia de Desarrollo Digital

Acepto

Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mejorar la navegación. Acepte para seguir navegando. Más Información